El desarrollo de nuestros dientes suele producirse durante la infancia, una vez alcanzada la edad adulta no solemos recordar el dolor que esto produce. Pero, por lo contrario, las muelas del juicio aparecen y se desarrollan en la edad adulta. Las muelas del juicio se sitúan al final de la boca y pueden aparecer tanto en la parte superior e inferior. El desarrollo de las muelas del juicio suele producirse entre los 17 y 21 años, aunque en ocasiones se presentan en pacientes de edad más avanzada.

Las molestias durante la salida de las muelas del juicio suelen variar según cada paciente, si es verdad, que los síntomas son los mismos, pero no siempre se presentan del mismo modo en según que casos. Al salir, las muelas rompen el tejido de la encía y se crea sobre ella una capa de piel, en este proceso pueden quedar restos de comida y causar una infección que cause dolores y molestias haciendo necesaria su extracción.

Existen muchos casos en los que las muelas del juicio crecen sin desarrollar molestias ni complicaciones por lo que no es necesario aplicar ningún tipo de tratamiento, simplemente será necesario un control periódico para controlar un correcto desarrollo.

SÍNTOMAS DE INFECCIÓN EN LAS MUELAS DEL JUICIO

  • Dolor pronunciado e inflamación de encías, generalmente en la parte interior de la boca.
  • Sangrado de encías y sensibilidad dental.
  • Mal aliento.
  • Sabor amargo o mal gusto en la boca.
  • Dolor muy fuerte en la zona donde se encuentra la muela del juicio.
  • Inflamación muy pronunciada.
  • Fiebre.

Estos son los síntomas más frecuentes que suele provocar la infección de las muelas del juicio. Ante cualquier sospecha o pequeña molestia es recomendable acudir a tu odontólogo de confianza para realizar una revisión y pautar un tratamiento en caso de ser necesario. En Clínica Dental Muñoz Matarredona queremos ayudar a proteger tu salud bucodental. Primera cita gratuita aquí.

1
Hola, estamos a tu disposición para cualquier consulta o duda