Si hemos detectado que nuestros peques tienen los dientes amarillos o presentan manchas amarillentas esto, es una llamada de atención de problemas de salud e higiene bucodental que no debemos dejar pasar por alto ya que podría derivar en un problema mayor con el paso del tiempo.

Al igual que en las personas adultas una de las principales causas de que los dientes tomen un tono amarillento es la falta de higiene o una higiene incorrecta. De todos modos, hay algunos aspectos o motivos naturales que debemos descartar con una visita previa al dentista.

Principales causas de dientes amarillos en niños.

Como hemos comentado anteriormente la principal causa de los dientes amarillos en niños es la mala higiene o la falta de ella que generan la aparición de placa bacteriana en los restos de comida acumulados.

Algunos medicamentos, antibióticos o colutorios pueden generar que los dientes pierdan su blanco natural y brillante, al igual que algunas enfermedades que deriven en esmalte débil pueden derivar en la aparición de esta desagradable coloración.

En cualquier caso, hacemos hincapié de que es fundamental acudir a tu odontólogo de confianza para encontrar la causa real del problema.

Principales tratamientos para dientes amarillos en niños.

Uno de los principales tratamientos o soluciones que debemos poner en práctica es la reducción del azúcar en la dieta de nuestros peques, los azucares afectan son muy dañinos y los principales culpables de la mayor parte de los trastornos dentales infantiles.

La higiene dental correcta es fundamental. Debemos educar a los niños a llevar una correcta higiene dental y enseñarles a usar el cepillo de dientes de la manera más eficiente posible. Otra solución, como hemos venido comentando a lo largo de todo el artículo, es la visita periódica a tu odontólogo de confianza para evaluar y coordinar un correcto desarrollo y cuidado de la dentadura de los niños.

En un caso extremo y como última opción se puede valorar la opción de un blanqueamiento dental infantil, aunque este es el tratamiento menos recomendable ya que habría que evaluar muchos aspectos previos y no es aplicable en todas las edades o niños. Esta solución puede sustituirse por el uso de pastas de dientes infantiles blanqueantes.

Si crees que tu pequeño puede tener los dientes más amarillos de lo normal o que su color blanco natural se está perdiendo y no sabes por qué puede ser, acude a nuestra clínica dental, estamos especializados en odontología pediátrica. Primera visita gratuita, pide cita aquí.

1
Hola, estamos a tu disposición para cualquier consulta o duda